sábado, 24 de septiembre de 2011

Modas, modas, modas...




  Ahora estamos con la moda Instagram y asociados. Surgen programas nuevos por doquier y todo el mundo ávido de usar. ¿Moda? Sí, moda. Cómo otras tantas.

  Parece que fué ayer cuando saltó a la palestra e inundó cientos de pag. en Internet la denominada Realidad Aumentada. Un boom que parecía imparable ¿Qué ha quedado de todo aquello? Pues nada. Algunos restos que siguen pululando pero ya no salen nuevas aplicaciones. Las que hay apenas se actualizan y su uso es muy discriminado.

Es cierto que cada nueva tecnología sufre primero un rechazo, luego la sorpresa, éxtasis o indiferencia y por último la asimilación. Normalmente el último paso se da aproximadamente 15 años después de la aparición de la misma y ya no se presenta como un juego novedoso, sino como una herramienta habitual en nuestros día a día. Como el coger un tenedor para comer, el boli para apuntes, la agenda para citas, etc.

 Un día de estos, cuando menos lo esperemos, la Realidad Aumentada volverá pero ya no como un juego trivial sino como algo corriente y realmente útil, una herramienta como cualquier otra, sobre todo cuando la potencia de los dispositivos móviles y las velocidades y accesos de la red también evolucionen en consonancia y permitan esa fluidez que ahora carecen. Estar esperando más de 30" por un resultado puede ser realmente tedioso, sobre todo cuando nos esperan. ;)

 Eso sí, la moda Instagram decaerá y dejará paso a otra, pues somos ávidos de nuevas experiencias. Al final la gente se cansará de participar en esa carrera "virtual" por ser el fotógrafo más "kool", eso sí usando filtros y programas creados por otros, porque de fotografía, ni mu (modo ironía). Hay modas y modas, algunas sobreviven, otras se reciclan y la mayoría... en fín. El ser humano es así. ¿Angry Birds? ;)

Saludos.-
Nota: me considero de esos bichos raros y afortunados que no han sucumbido ni a la R.A. ni a Instagram :)
Publicar un comentario